CRONICAS DEL LEON ON LAIN HOY: ENSAYOS LFC

*****  Estos días, ensayando con LFC. Suenan temas que teníamos escondidos en un arcón especial cadavérico. Hay pasajes oscuros y sombríos de determinadas canciones que fueron escritas en tiempos especiales-espaciales, , me trae emoción  volver a tocarlas. El DR. Calavera vuelve a vociferar y coronar,  tras micrófonos, su metástasis terrorífica bonaerense. Un apóstata del  gore -rock rioplatense. Los muertos serán Zombies.  Coincidentemente con la salida de mi nuevo disco, Nada Especial, también pronto en la calle, mi nuevo libro, el cuarto ya, “SURFER CALAVERA Y OTROS CUENTOS DE MISTERIO”.  Mientras tanto, suena en los ensayos LFC, el surfer calavera  canción , una leyenda apócrifa marplatense, de conjuros diabólicos, calaca plateada que surfea la noche fría del invierno en la ciudad. Todo está linkeado en mi: y así  se me debe ver. Libros, que se cruzan en algún lugar común con mis discos, que, a su vez,  se cruzan en otro  lugar con mis canciones, amores, flaquezas, armaduras, perlas, miserias, estambres,  gorduras, guerras, leones de ritmo, atónitos conjuros herejes dionisíacos, como la versión  de “Gil Trabajador” en “Próxima Ola”, el tema fantasma que aparece tres minutos mas tarde de la culminación del disco, y mas dragones dorados de vinilo sobre-volando turbulencias en mi propio mundo existencial SRF.  Cuando se apaga LFC me convierto en calabaza, como un ceniciento inoportuno, por eso lo del sonido calabaza -saund intenso del srF album nuevo.   Coincidentemente con la salida de mi disco, libro , y shows LFC, también sale el disco que llevo cabalgando con mis otros hermanos De La Tierra, ( estoy _DSC2104 LFC WEBescuchando una copia en el auto , todo el día, termina y empieza, no veo la hora que lo escuches… ).   Es así mi mundo , una visión de la vida cotidiana, pero a través del arte, lo mas terrenal es surrealista para mi junto a otros soldiers dionisíacos, no estamos solos, no somos locos.  Vuelvo mañana al ensayo LFC, suenan las canciones que queremos que suenen, hay nuevas  versiones de temas pasados impregnados en nostalgia e intensidad. Inventé el Dr. Calavera, durante las grabaciones de Fabulosos calaveras,  aquella voz que entraba y salía por el disco, para escuchar con  head-phones, colgaba escritos en hojas blancas arrancadas de mi cuaderno de anotaciónes, y las pegaba por las paredes del estudio de grabación Compass Point en Bahamas, mientras se grababa Fabulosos Calavera. Quedé poseído por aquel espíritu galeno del mal, de lengua sombría, y se apoderó de mis escritos, cobrando vida en mi, el  habito deshuesado de escribir  una y otra vez,, anti-poemas, cuentos silver tape, canciones,  y mas canciones. Soy SRF, león de ritmos, de todos los ritmos del corazón, buenos y malos, una mezcla de pecado y santidades, de luces y sombras, no hay error , no existe. Belleza de la contradicción new wave.

VENTOLIN LOVE

***** Pude ver la muerte en tus ojos. Antes y después de las lágrimas,  en mis ojos de llamarada. Yo no habré matado al Sheriff, pero bien puede decirse que  juntos, burlamos  la parca que , inflamada de muérdago , continuó su paso errante hacia el delivery de almas. Perlas oscuras en el rubí de tu ceño: palpitando la luz de tus ojos que iluminaba el estertor, haciendo trizas el plenilunio, cánulas, tubos de oxígeno, inyectables de mar.  Ventolín-love: El amor todo lo vence. Cuando hay amor, se esconden las torturas,  aparecen las algas, los cipreses  desnudan su alma ígnea, la noche se enciende en un abrir y cerrar de bronquios expandidos por el ajenjo de existir. Un traqueteo amoratado que proscribe  enroscado en caléndulas. La huesuda se viste  de rock, y yo, un oplita espartano  del  desmoronamiento astronáutico, en el vértigo del arrecife de coral espinoso,  león de ritmo que nubla su sangre, zigzageante páramo entre los bosques eternos de la oscuridad de los arrayanes, no quiero que te toquen de cerca.  Aquí estamos,  espasmos, catéteres,   una bocana de aire para tu conquista, el sol azteca de tu madre inunda tu estambre, como una  Gibson Les  Paul cantábrica y brillante,  también como una Vespa Originale corriendo la madrugada ( perlas brotan de la boca de  su escape, el humo no estará,  me atemoriza, te daña ),  nos abraza la luz,  estábamos juntos.