HUESERO COSMICO

*****¡ Oh… la inoperancia de un fusil…  !. Me  llamo Federico Inchauspe, me dicen “Huesero Cósmico”, tengo 27 años , perdidos, insuficientes, del signo de acuario.  Es kilométrico mi éxito, en la vos de otros claro está , es solo un disfraz lo mío. Toco en Marte, Monterrey, Buenos Aires, donde sea. Mis canciones son la verdadera razón de mi existir, mas quedan sepultadas en la soledad de mi habitación críptica de joven, atrás de mis CD´s.  Estoy atado al repertorio venusino. Éxitos anodinos de radio, suenan en mi set artístico, odio las canciones que toco, las odio ancestralmente, me dan ganas de vomitar, pero la gente , mi público no lo nota. Suelto desgarros y brillos de emoción universal, cada vez que interpreto. También detesto mi público, que es público amante de otros, ven en mi a otro, de los que yo personifico y actúo, ¡se actuar!.  El resentimiento a nublado mis retinas, a tal punto que, mis ojos lavan oscuridad, perplejos de envidia. Fluyen de mi, cada vez mas, sentimientos aberrantes, rechazo al género humano, soy el huesero cósmico, cobro caras mis actuaciones, estoy endemoniado, poseso del peor soldado de Satanás y su ejercito macabro. La gente, no parece escucharme, no me mira, solo atienden signos artificiales que desgrano acaloradamente, colérico, con mi Stratocaster.  Lo hipócritamente ejemplificador de mi estorbo es, que se disimular mi odio criminal hacia todos estos númenes que bailan alcoholizados en el bar de la estupidez,  a tal punto que soy un mago druida.  Una noche, de las perdidas en La Recoleta, supe enamorarme de una dama que fielmente atendía mi destino de cantor y guitarrista, ¡ ella no observaba la máscara impiadosa que cae sobre mi!, ¡ ella me estaba mirando el corazón! ¡ mi corazón de artista innoble!. pero todo quedo en el vacío de la oscuridad mas ominosa. No hubo tal historia de amor, ni de admiración artística, la fatalidad coronó mi espíritu mercenario y pobre. Fueron noches de hastío ,  me quejé de todos en un silencio mudo, sepulcral, igual a un grito apagado que destila sangre del peor matiz. Enchufaba mi guitarra y los demonios menores, de baja estofa, parecían reírse de mi, de todo lo que me circunda, ¡Yo entre ellos! ¡era el peor!. Ni el humo, ni los peores oprobios que elegí para inmolarme, atenuaron esta asfixia de germen lampalagua que incubo dentro mio.

LA CORDURA DE TU RELAMPAGO

*****   Y los soldados del cuerno sonante, soldiers rock,  sin atavismos , “Buffalo soldierS”  perplejos, númenes de cal. Yo, venerando mis perplejidades, al encuentro de sus sombras y luces: la vida y su virtud exponencial. Una mirada intrínsecamente ilusoria tengo de todo lo que acontece . Imperfecto ( me gusta la imperfección, si, allí nos hallamos sin el handicap de tener que aspirar a héroe) .  Vuelvo una y otra vez a vislumbrar la humanidad sin filtro, Pall Mall adventure sin tabaco, no existe “tal mal” , “Pall MaLL”, en el  “Maul “que vende ilusiones y sal. Los recuerdos del rock no me esclavizan. Somos de aquí, Planeta Tierra – rock, visiones sin límite de distorsión y tropicalía,  ajenos al filtro de la denostación flagrante, y los comentarios excesivos. He dejado atrás el abismo del muérdago y su infierno etílico, dispar, me queman ansias de ir hacia  adelante,  vientos huracanados cuneiformes convidan mi camino. Simpleza de existir. Existir de simpleza. La palabra y su recurso cantábrico, lúdico. Oplita Espartano del baile y la Black MusiK.     ¿Cómo me habré vestido para la entrevista de TV?, sin ataduras,   intentándolo todo, con colores y matices atonales,  libélulas y contradicciónes alquímicas. Los señores de la TV me hacen preguntas que siento lejanas a mi, soy de otro plano, ni mejor ni peor, pero lejos del horizonte que ellos trazan. En cambio, un Chamán guitarrista, hijo de Tarahomaras y misterios patagónicos , habló mi mismo idioma  y entendí. Vibraciones y latitudes que se cruzan en el arte, van y vienen circundantes : donde todo existe sin cuestionamientos, nada es mentira, ni verdad, ilusión, ilusionismo, inund-arte de luZ, atónitos de la malaria del mundo. He dejado atrás los excesos de la Verbena. Epítome de mi existir.  Tengo Tango, PUnK rock, BLack MUsik,  SouL, pop power: nuestra arma es el efecto distorsión, y la cordura de tu relámpago.

LAS CRONICAS DEL LEON HOY: SANTANA + LFC. “MALBICHO” RECORDING SESIONES DE LUZ DE RITMO

SANTANA+ LFC

 

****** Odds ON Records & Studios, Las Vegas, NV.  16 de Mayo de 2013.  07:35pm. En plena luz de ritmo, el León. En el estudio. Grabando versión de “MALBICHO”, para el nuevo disco de Carlos Santana. LFC estamos invitados para esta bendición musical, “bendición”, palabra que, Santana utiliza recurrentemente. Su voz sana. Nosotros estamos muy bien, hay amor y armonía, siempre, entre nosotros. Mas que nunca.  Karl Perasso, percusionista de Carlos desde siempre, legendario, me pregunta: “…¿ Se conocen y son amigos desde chicos, no es cierto…?. Así es , -contesto-. “…Claro, con razón suenan así. Sonar así, ni mas ni menos, con la solidez del cariño de años, de conocernos. León de ritmo. Simple, quiebra el radio-parlante. Santana nos muestra música que sale de su I-pod.  Escoge una rola de un guitarrista virtuoso de sonido corrosivo, entre Coltrane y Hendrix, ¨suena como una sierra eléctrica” dice  Carlos. Después pasa a Tony Williams, particularmente le enseña con cariño paternal la grabación a Astor, porque se ha enterado que Astor toca la batería. Creemos que de todo esto pueda salir algo bueno, porque es bueno lo que pasa entre nosotros , como seres humanos, hermanos musicales. Santana toca su guitarra, su sonido es él, ¿ cuánto vale escuchar tan solo dos compases y que  te reconozcan rápidamente por tu sonido..!!          ¿ cuánto vale eso…?. Santana florea con su guitarra en la línea férrea del ritmo de “Malbicho”. La base es simple, arrolladora, debemos respetar eso, que Santana imponga su virtud y su don de amor a la hora de interpretar, nosotros debemos ceñirnos a la simpleza LFC devastadora que la canción impone. Es fascinante verlo allí, tocando con nosotros , entrando y saliendo con su música. Aprieta en el solo. Hay luz  de amor en la sesión. Luz de ritmo Santanero. Bendición. Gracias providenciales.

LAS CRONICAS DEL LEON HOY: JUAN. TRISTEZA

*****  BsAS, mayo, 2013. 22:03hs. Tristeza en aumento.  Toqué hace poco mas de dos semanas atrás de invitado en tres temas, en un concierto de MAL MOMENTO,  una de mis bandas favoritas desde siempre del rock local.  estuve todo el show al costado del escenario,  felíz,  disfrutando cada canción, esperando ansiosamente mi turno (  al final de la  lista). A menos de un metro de Juan, el batero de MalmO, no dejaba de mirarlo como tocaba. Llegó mi turno, me pasaron el bajo,  hice una reverencia a Herman, cantante de la banda, me zambullí a tocar , hermosas canciones  de punk rock., Una y otra vez me daba vueltas con el bass colgado, observando a Juan sacudir sus palos golpeando rítmicamente los parches de los tambores. Los bajistas, tenemos que mirar seguido al batero… , tiene que existir ese lazo único que se da en el escenario, de complicidad “bass & drums”… . Hoy esto que cuento, no es mas que  una anécdota efímera  que da lugar al triste escrito que me toca. No puedo evitar pensar en  el rostro de Juan aquella noche, en aquel recital. Hoy me entero que fue asesinado de un tiro por un hijo de puta que intentó robar la sala de ensayos adonde Juan trabajaba. Y que robó, puede decirse patéticamente que, si robó: nada menos que la vida de Juan. Imagino el dolor de su familia, amigos, de la banda.  Castigo a los culpables.

JUanJuan: descansá en paz.